| 0 Comments

Autor:

Rodrigo Riquelme

Fecha:

Fuente: El Economista

Si bien existen desafíos por superar, como la infraestructura de pagos y la resistencia al cambio, el futuro de los pagos en México parece prometedor, con una clara tendencia hacia una mayor digitalización y una reducción gradual del uso de efectivo. 

Lo más probable es que el medio de pago preferido en México sea una mezcla de tarjetas de crédito y débito, las transferencias digitales y los monederos electrónicos, así como un poco de efectivo de acuerdo con miembros de la industria financiera en México consultados por El Economista a propósito de la 87 Convención Bancaria. 

Fermín Castrejón, director de Tecnología de Ancient México, destacó la importancia de la educación financiera y la necesidad de invertir en productos digitales con experiencias de usuario óptimas. Aunque la tecnología juega un papel crucial en la adopción de nuevos medios de pago, la resistencia al cambio y la informalidad financiera aún representan obstáculos significativos que deben abordarse. “Creo que aún hace falta invertir más en la creación de productos digitales con buenas experiencias de usuarios para que todo el mercado de aplicaciones disponibles realmente sean sencillas de utilizar“, dijo Castrejón. 

Álvaro Vértiz, socio director de Dentons Global Advisors, reconoció que la transición hacia los pagos digitales será gradual. Aunque se espera que el uso de tarjetas de crédito y débito continúe creciendo, Vértiz señala que aún existen obstáculos importantes, como la infraestructura de pagos interbancarios y la resistencia al cambio. Sin embargo, destacó la importancia de la autenticación y la vinculación a un número telefónico y no a una cuenta bancaria como factores clave para impulsar los pagos digitales en México. 

Sergio del Valle, director corporativo de Productos de Banca de Consumo de Scotiabank, señala el avance significativo que se ha observado en el uso de medios digitales para realizar pagos en México en los últimos años. Aunque es difícil predecir el panorama exacto para el 2030, queda claro que los pagos digitales ganarán terreno frente al efectivo. Del Valle destacó la importancia de seguir mejorando la seguridad y la experiencia del usuario en los pagos digitales para fomentar su adopción masiva. “Los pagos digitales para el 2030 le van a ganar participación de mercado al pago con efectivo, a través de la tecnología que acaba ganando,” afirma Del Valle.

Si bien existen desafíos por superar, como la infraestructura de pagos y la resistencia al cambio, el futuro de los pagos en México parece prometedor, con una clara tendencia hacia una mayor digitalización y una reducción gradual del uso de efectivo.

Comparte:

0 Comentarios para "Convención Bancaria 2024: ¿Cuál será el medio de pago del futuro en México?"

¿Necesitas que tus clientes te paguen más rápido?

Comienza ahora y libera tu cadena de suministro